El Banco Central aprovecha el mejor clima financiero y acelera la caída de la tasa

La bajó a 52,4%, siete puntos menos que a fin de 2018. El viento de cola hizo bajar el riesgo país a 654 puntos.

El Banco Central -y por extensión el Gobierno en su conjunto- sigue aprovechando el “viento de cola” que está soplando en los mercados financieros, y que le ayudan a apuntalar el programa monetario y cambiario que puso en marcha en octubre.

Después de un enero extremadamente positivo en las variables financieras, febrero arrancó con tendencia parecida. Esto le permitió ayer al Central profundizar la caída de la tasa de interés de política monetaria -la que surge de cada licitación de letras de liquidez- y al mismo tiempo comprar más dólares para consolidar el stock de reservas. Y todo sin correrse de su objetivo principal: cumplir con el plan de expansión cero de la base monetaria.

El resumen de lo que sucedió ayer fue el siguiente.

  • En la licitación diaria de letras de liquidez (leliq) absorbió 19.300 millones de pesos y como resultado de ello la tasa de interés que le reclamaron los bancos -únicos participantes en este mercado- quedó en el 52,44%. Esta tasa ya bajó cerca de siete puntos porcentuales desde el 59.25% que el Central pagó en la última rueda de 2018. Y está más de 20 puntos por de bajo del pico de 73,52% que pagó el 8 de octubre, cuando daba sus primeros pasos -en medio de una gran incertidumbre- el programa consensuado con el Fondo Monetario Internacional.
  • En el mercado cambiario, el dólar mayorista siguió cotizando debajo del piso de la banda cambiaria y ello le permitió al Central salir a comprar divisas. Pese a que el tope diario de compras fue elevado a 75 millones, ayer se llevó 50 millones de dólares. Desde que arrancaron las compras de dólares bajo el esquema de bandas cambiarias, el Central lleva acumulados 610 millones de dólares. Para febrero, se estableció un límite de compras que podría rondar los 1.100 millones de dólares.
  • Pese a esta demanda consistente del Banco Central, el dólar -como se dijo- siguió por debajo de la banda cambiaria. El tipo de cambio minorista, del que participa el público común, cerró en $ 38,30, es decir 54 centavos debajo del cierre de 2018. En el mayorista, se negoció a $ 37,17, bien debajo del piso de la banda cambiaria o zona de no intervención, que este viernes era de $ 37,88.

Hasta acá, lo que ocurrió en el radio de acción del Central -dólar y tasas de interés en pesos-. Pero también “pasaron cosas” en el resto del mercado.

Lo más saliente, es que el denominado “riesgo país” volvió a caer con fuerza. Se ubicó en 654 puntos, contra los 674 del día anterior, y bien debajo de los 832 puntos que había marcado en el cierre de 2018. Esto fue posible porque sigue firme la demanda sobre los bonos argentinos denominados en dólares, que aún están bastante más baratos que su punto máximo, alcanzado en enero de 2018, antes del estallido de la crisis del dólar y las Lebac.

De todas maneras, vale recordar que el riesgo país argentino más que triplica al de otros países de la región. Brasil está en 238 puntos, Colombia en 193, Uruguay en 179 y Perú en 119, por ejemplo.

El mercado bursátil también está aprovechando el viento de cola. La Bolsa volvió a subir y acumula en lo que va del año una ganancia del 21% según el índice MerVal. A la cabeza de la recuperación, las acciones de los bancos, que llevan ganado -o recuperado luego de las fuertes pérdidas del 2018- un 30.

Más allá de que el Central está cumpliendo sin desvíos el programa acordado con el FMI, y que Hacienda está haciendo su parte con el compromiso de llegar al déficit fiscal primario 0 a fin de 2019, en el mercado reconocen que el veranito financiero se sostiene en lo que pasa fuera de la Argentina.

Y puntualmente, en dos factores: la decisión de la Reserva Federal de no tocar las tasas de interés y las claras señales de distensión en la “guerra” comercial entre China y Estados Unidos. Lo que el año pasado jugó en contra, ahora juega a favor.

Fuente: Clarín Digital

Comparte esta Noticia en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *